September 23, 2017

Clásico ancashino fue auriverde

(DAROTI).- En una tarde lluviosa, el elenco huaracino, se impuso por tres goles a dos a su eterno rival, José Gálvez de Chimbote.

El marcador no refleja lo acontecido en la cancha del Rosas Pampa, porque, el dominio territorial y control del balón fue en un gran porcentaje a favor de los ancashinos, que no pudieron transformarlo en goles, por la poca capacidad de definición, que demostraron sus volantes y delanteros, cada vez que estuvieron de cara al arco galvista.
En la primera etapa, Cristopher Charún, se encargó de abrir el marcador, después de eludir a dos zagueros chimbotanos dentro del área penal y rematar cruzado, corrían los veintisiete minutos y ya era hora.
El segundo tanto, fue producto de un mal rechazó de la zaga visitante, luego de un tiro de esquina, dejando la pelota a merced del peruano – japonés Víctor Zamudio, quien no tuvo inconvenientes para anotar a placer, faltaban cuatro minutos para concluir con la primera parte del espectáculo futbolístico.
En la etapa final del choque, el libreto siguió siendo el mismo, es así qué a los 19 minutos, un buen centro de Einer Vásquez, al área galvista, fue aprovechado por Nelson Dávila, para concretar de cabeza el tercero de la tarde.
En partidos oficiales y amistosos, hasta en pichangas, si tienes que rematar a tu rival, hazlo, o tendrás que terminar pidiendo la hora.
La debilidad en la marca de la zaga ancashina, fue de beneficio para Diego Cruz, hijo del recordado Ader Cruz, qué desde el borde del área penal, se mandó con un buen gol, cuando se jugaban 29 minutos.
Entonces los galvistas, sintieron que podían hacer más daño, creció la presión y a los 44 minutos, se sancionó un penal, por la mano de Luis Manco, el encargado de la ejecución fue Diago Portugal, qué con calidad, puso el apretado final de tres a dos, haciendose una vez más del clásico ancashino.
Al término del compromiso, la evaluación del comando técnico, resumió así: “solamente me han convencido los menores”, dejando abierta la posibilidad, que varios de los mayores, dejarán la tienda verde y dorada.
A menos de un mes de inicio del campeonato de la Segunda Profesional, Pepe Mallqui, sabe que se necesita jugadores de jerarquía en todas sus líneas, para apoyar la labor de los menores, que este año deberán sumar más de dos mil minutos, tarea muy complicada.

¿Qué opinas?

comentarios

Siganos en Instagram